¿Por qué los Millennials valoran positivamente los diamantes creados en laboratorio?

La llamada generación Millennial tiene, por supuesto sus propias normas. La generación Y, o la generación del milenio o milénica —del inglés millennial generation—, según la Wikipedia: es la cohorte demográfica que sigue a la generación X y precede a la generación Z. No hay precisión o consenso respecto a las fechas de inicio y fin de esta generación; los demógrafos e investigadores suelen utilizar los primeros años de la década de 1980 como años de inicio del nacimiento y de mediados de la década de 1990 a principios de la de 2000 como años de finalización del nacimiento.

Es una generación que no teme romper los moldes anteriores; de hecho,  alientan dicha disrupción. Los millennials han cambiado los hábitos de compra y los patrones en todas las empresas, incluida la industria del diamante.

En 2016, The Economist escribió una historia sobre el diamante Lesedi La Rona y tuiteó una pregunta: "¿Por qué los millennials no compran diamantes?" La respuesta proporcionó una amplia gama de información personal sobre los “porqués”. Sin embargo, los comentarios descubrieron una tendencia universal, los millennials no están interesados en bodas o en los anillos de compromiso convencionales. Hay varias razones por las cuales los millennials no compran diamantes en el sentido tradicional, y sus intereses, creencias y estilos los han empujado hacia una nueva alternativa para la joyería con diamantes y para los anillos de compromiso: diamantes creados en laboratorios. Y, después de leer sobre algunos de los beneficios de estos diamantes, esta elección se vuelve mucho más comprensible.

La realidad de un mercado post Covid-19

Son ya muchos los análisis que nos señalan las grandes incógnitas y nuevos retos a los cuales el retail va a enfrentar a corto plazo, pero se pueden apreciar varios elementos comunes. La excepcionalidad de la situación actual está intensificando una actitud en los consumidores que se podía observar desde hace bastante tiempo.

Nos enfrentamos a un consumidor ahorrador, que va a pensar detenidamente si necesita ese producto o no y la manera de obtenerlo de manera más asequible. Netamente digital, antes de pisar una tienda física, observará en el canal online detenidamente donde está el producto que necesita y si a través de dicho canal, lo puede obtener con garantías, no dudará en adquirirlo y por último con un marcado componente de responsabilidad ecológica y social.

Compras online y el sector de la alta joyería

Las compras online están conquistando el mercado a pasos agigantados, además la situación de confinamiento actual no hace si no acelerar esta tendencia, dando como resultado un crecimiento previsto para dentro de 5 años. La falta de libertad de salir de casa y comodidad poder comprar cada producto desde su casa se impone y las empresas ofrecen cada vez mas herramientas para poder ofrecer una experiencia de compra superior, chats directos con asesores, entregas en 24 horas o contenidos relevantes, son algunos ejemplos actuales o experiencias basadas en realidad virtual son otros ejemplos que en breve veremos de manera generalizada.

Amigable con el medio ambiente

En un artículo de principios de febrero del 2018, Business Insider informó sobre los 10 problemas más críticos del mundo, en opinión de los llamados milleniars. ¿La principal preocupación? Cambio climático y / o destrucción de la naturaleza. Esta preocupación no ha pasado desapercibida por las empresas de todo el mundo. Y, aunque esta es una generación dividida entre el consumo rápido y asequible, obviando sus consecuencias y un consumo más responsable y sostenible, el sobre esfuerzo al que estamos sometiendo al planeta  y las consecuencias innegables que ya estamos padeciendo, ha ayudado a encabezar una agenda aún más "verde" a los ojos de los millennials.

Entonces, ¿cómo entran en juego los diamantes creados en laboratorio? Básicamente, todo se reduce a 2 motivos, por un lado, se encuentra el impacto al que somete al medioambiente la extracción minera de los diamantes y el otro a la cantidad de energía necesaria para cada tipo de diamante en comparación con el crecimiento de diamantes creados en laboratorio.

La extracción de un quilate de diamante en bruto dependiendo de la localización de extracción,  requiere el movimiento de hasta  250 toneladas de tierra y 0,5 millones de litros de agua.  En comparación, para el crecimiento de diamantes mediante tecnología el medio ambiente no es sometido a ninguna practica minera y además es necesaria una cantidad de energía considerablemente menor, existiendo ya algunas empresas que emplean tecnologías limpias y absolutamente sostenibles.

Ético

Cierto es que en algunos países como Botswana desde hace ya muchos años el sector del diamante ha traído prosperidad a la región donde son extraídos dichos diamantes, pero no deja de ser menos cierto que no siempre es así y que el diamante es un recurso natural del que grandes corporaciones se aprovechan sin que exista un reparto equitativo. El sector del diamante es un monopolio dirigido por unos pocos stakeholders que controlan tanto la oferta como el precio.

Aunque para evitar malas praxis existe el Proceso de Kimberley y tiene buenas intenciones para ayudar a eliminar algunas de las prácticas inmorales, la realidad es que no es todo lo efectivo que seria deseado y que tan solo atiende a los diamantes con un origen de lugares afectados por guerras (diamantes de conflicto o sangre),  pero deja sin control otras praxis no legales como el lavado de dinero entre otros.

La única forma de garantizar que su diamante sea 100% de origen ético es comprar un diamante creado en laboratorio.

Asequible

Muchas de las tradiciones de la vieja escuela que rodean los compromisos y las bodas han comenzado a desvanecerse lentamente a medida que surge la nueva generación de parejas, la homogeneidad de generaciones pasadas a dejado paso a una amplia variedad de opciones, tanto en la manera que desean vivir su compromiso, la tipología de parejas o la manera que quieren celebrar el compromiso. Hoy más que nunca, el peso económico que tiene la decisión de formalizar un compromiso es muy alto y cada vez más se opta por soluciones diferentes y más asequibles, por ello adquirir un anillo de compromiso es cada vez más una decisión que se está declinando por su elevado coste.

El diamante creado es una oportunidad única para los consumidores cuando se desee obtener mas por menos, porque todos sabemos que el tamaño sí importa. Es de esperar que un diamante con una ventaja ética cueste más, ¿verdad? pero con diamantes creados en laboratorio, ¡este no es el caso!.


Los diamantes creados en laboratorio pueden ser de un 30-50% menos costosos que los diamantes de origen minero. ¿Entonces que significa eso exactamente? ¡Un diamante más grande!

Los Millennials son conocidos por cambiar las normas sociales, y no son diferentes cuando se trata de diamantes. Los diamantes de los Millennials son diamantes creados en laboratorio. Como una generación con un fuerte deseo de hacer una diferencia en nuestro mundo, están haciendo todo lo posible para dejar este mundo en un lugar mejor ... incluida la compra de anillos de compromiso, joyas, libres de conflictos a un precio más razonable.

Sergio Eduardo Murcia

CEO

MIMOKE

ETHICAL JEWELRY