Introducción a los diamantes. 1ª parte.

Hoy dedicamos unas líneas que arrojen un poco de luz sobre el mundo de los diamantes, las diferentes opciones que nos ofrece el mercado y a que debemos prestar atención en el momento de compra.

INTRODUCCIÓN A LOS DIAMANTES. 1era parte. 

En una primera clasificación nos encontramos con dos tipologías de diamantes claramente diferenciadas en función de su uso:

  • El DIAMANTE INDUSTRIAL, representa el 80% de los diamantes existentes y que como su nombre indica, está dirigido a un uso industrial como óptica, abrasivos o conductores, entre otros. 
  • El DIAMANTE GEMA, que representa el 20% restante, es aquel que debido a su belleza y alta calidad es seleccionado para ser montado en piezas de joyería y disfrutado por millones de consumidores en el mundo. 

DEFINICIÓN: EL DIAMANTE ES EL RESULTADO DE LA COMBINACIÓN DE CARBONO, CALOR, PRESIÓN Y TIEMPO. ESTA COMBINACIÓN DE ELEMENTOS SIMPLES DA COMO RESULTADO UNA DE LAS MATERIAS MÁS BELLAS DEL MUNDO Y QUE TIENEN CUALIDADES EXTRAORDINARIAS COMO SU DUREZA, CAPACIDAD DE REFLEXIÓN DE LA LUZ Y SU CAPACIDAD CONDUCTIVA.

Dentro de las gemas, el diamante ostenta una posición de privilegio dentro de las llamadas GEMAS PRECIOSAS, y que, junto a la esmeralda, el zafiro y el rubí (algunos profesionales colocan a la tanzanita también) lidera susodicho este grupo. Es pues la gema indiscutible y considerada la más valiosa. A diferencia de otras gemas que son considerados SEMI-PRECIOSAS, donde están, entre cientos ejemplos como los topacios, cuarzos, aguamarinas, amatistas o citrinos, por poner algunos ejemplos. 

DIAMANTES DE LABORATORIO O DIAMANTES CREADOS

El mercado de la joyería ya vivió la llegada de rubíes y zafiros sintéticos a comienzos del siglo XX y de las esmeraldas sintéticas en los años 30. La aparición de estos materiales obtenidos en el laboratorio no pudo quitar la magia y disminuir las ventas de las gemas naturales. Las piedras sintéticas entraron para satisfacer una demanda de productos de alta joyería más accesible y variada. Algo que ocurre con los diamantes de laboratorio o sintéticos, a través de la ciencia y conocimiento humano, no de la Minería. 

DIAMANTES CREADOS UNA ALTERNATIVA CREADA POR EL HOMBRE QUE TIENE UN DISCURSO DE SOSTENIBILIDAD Y QUE QUIERE SER RELEVANTE EN LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA GLOBAL QUE VIVIMOS HOY. 

En esencia los diamantes de laboratorio se componen de moléculas de carbono que se alinean de una determinada manera conformando un diamante. En la naturaleza los diamantes se forman en el manto de la tierra, con moléculas de carbono sometidas a gran presión y temperatura que van construyendo el diamante durante millones de años. 

La cristalización de las moléculas de carbono ocurre de manera natural, totalmente orgánica y sin intervención humana, aunque de manera acelerada y controlada por la tecnología científica. Esto visibiliza y justifica el valor de los Diamantes de Laboratorio a un precio más accesible para un público que demanda de productos éticos hechos a través de buenas prácticas en toda la cadena de valor. 

Espero que esta primera introducción sobre el apasionante mundo de los diamantes le haya parecido interesante, en cualquier caso, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del email hola@mimoke.com o de nuestro teléfono 622223540 y nuestro equipo de expertos resolverá cualquier duda que usted pueda tener.


Sergio E. Murcia 

CEO MIMOKE