Diamante auténtico, lujo ético

Los diamantes creados en laboratorio son idénticos a los diamantes extraídos de la naturaleza y por lo tanto comparten la misma belleza y las mismas características físicas, químicas y ópticas. La ciencia ha sido capaz de replicar y mejorar las condiciones dadas por la naturaleza para producir un diamante hecho por el hombre todo ello acortando su tiempo de formación. Esto nos permite adquirir un maravilloso diamante para siempre, por menos.

Generic placeholder image

Ciencia & tecnología

Los diamantes creados se cultivan en entornos de laboratorio controlados utilizando tecnologías punteras que replican las condiciones de crecimiento de los diamantes producidos en la tierra. El proceso comienza con una pequeña semilla de carbono puro.
Existen actualmente dos tecnologías para crecer diamantes en el laboratorio:
· El HPHT (High Pressure High Temperature) que reproduce las condiciones en las que se formaron los diamantes hace millones de años en las entrañas de la Tierra: el carbono se cristaliza en forma de diamante por la intensidad del calor y de la presión generados.
· El CVD (Chemical Vapor Deposition): se coloca un diamante "semilla" delgado dentro de una cámara sellada y se somete a altas temperaturas. Luego, se introduce en la cámara una mezcla de gases ricos en carbono (generalmente de hidrógeno y metano) que se ionizan para romper sus enlaces moleculares, lo que permite que el carbono puro se adhiera a la semilla del diamante y lo crece.

Generic placeholder image

Crecimiento natural en tiempo récord

Si bien en la naturaleza el diamante necesita varios miles de de años para su desarrollo, los diamantes de laboratorio tan solo necesitan unas semanas durante las que el diamante crece y cristaliza en bruto hasta que es lo suficientemente grande como para ser tallado y pulido. El crecimiento del diamante se produce de manera totalmente natural replicando así las condiciones óptimas y necesarias en la naturaleza para garantizar su crecimiento. El resultado es un diamante que tiene las mismas variaciones de calidades que encontramos en la naturaleza.

Generic placeholder image

Mejores diamantes en todos los sentidos

Utilizamos exclusivamente diamantes libres de conflicto y respetuosos con el medio ambiente. Los diamantes creados científicamente en laboratorios eliminan el impacto medio ambiental habitual de la industria minera y evitan prácticas laborales dudosas en países subdesarrollados. Nuestros diamantes son creados exclusivamente por una serie limitada y exclusiva de proveedores, seleccionados por su calidad y por el cumplimiento que hacen de nuestras elevadas premisas de ética laboral y de respeto del medio ambiente.

Generic placeholder image

Calidad. Transparencia.

Controlar la calidad de nuestras colecciones de alta joyería es nuestro principal objetivo. Para mantener nuestros altos estándares de calidad, nuestros gemólogos sólo seleccionan diamantes de calidad color G (Blanco extra o Top Wesselton), pureza VS1 o superior y talla premium (Excellent o Very Good), el equilibrio perfecto entre calidad y precio. Todas nuestras piezas de joyería están garantizadas durante 2 años y nuestros diamantes mayores de 0,50 quilates certificados por los prestigiosos laboratorios internacionales IGI o GIA.

Generic placeholder image