El color de los diamantes

Parte del valor que se otorga a un diamante es por su transparencia o ausencia de color. Esta valoración que tradicionalmente se le ha dado responde a la rareza o singularidad que tiene un diamante sin color.

Por lo general, un diamante tiende a ser ligeramente amarillo, debido a la presencia de átomos de hidrógeno en su estructura. La ausencia total de color en el diamante es muy rara y por lo tanto a una piedra completamente incolora se le otorga más valor

Las tendencias actuales siguen valorando la ausencia de color y la rareza del color. Si bien la alta joyería hoy se ve influenciada por las tendencias en moda y diseño y esto hace que el color en todo su esplendor empieza a entrar en las colecciones de alta joyería que se diseñan con diamantes de colores.

Mimoke, Alta Joyería Ética, hoy en su colección de diamantes creados, mantiene la transparencia y belleza atemporal de una joya clásica con diamantes. La transparencia de los diamantes de la coleccción Mimoke se clasifica como tipo G, una “transparencia” que se cataloga de excelente y que se entrega con certificado IGI.  

El color de un diamante se mide con una escala que va desde la letra D (incoloro) hasta la Z (amarillo o marrón) (escala G.I.A. - Gemological Institute of America) entre los colores que tienen varios grados de diferencia (por ejemplo, entre F y I). Sin embargo, ello es aún más difícil de observar una vez engastados en su joya. 

Cómo ver el color de un diamante

Para ver el color de un diamante, hay que observarlo “de perfil” contra un fondo blanco y bajo una luz “blanca día”, de esta manera, evitaremos que los brillos del diamante nos deslumbren y podamos ver su color. 

Sólo un experto bajo condiciones especiales de iluminación puede distinguir grados de color próximos (por ejemplo, entre F y G), pero con un poco de práctica la mayoría de las personas pueden distinguir la diferencia entre los colores que tienen varios grados de diferencia (por ejemplo, entre F y I). Sin embargo, es más difícil observar el color de un diamante una vez engastados en su joya. 

Colores Fancy o Diamantes de Fantasía o Diamantes de Colores

Los diamantes de color denominados ‘Fancy’ destacan por el intenso amarillo, azul, rosado, verde o marrón con el que se les pueden hallar en las pocas minas existentes. De por si los diamantes son gemas difíciles de encontrar, aún más raro es hallar uno que tiene color vivo de manera natural. Poniéndolo en cifras: los ‘Diamantes Fancy’ representan en el 0,01% de la producción total de diamantes a nivel mundial, esta es la característica principal de los ‘diamantes fancy’, siendo considerados muy cotizados para los más expertos coleccionistas. 

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos también:

Introducción a los diamantes

Curación y supervisión de contenidos por Sergio E. Murcia, CEO y Cofundador de Mimoke, Alta Joyería Ética.

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados